La Junta convoca las subvenciones para facilitar el acceso a internet vía satélite en zonas rurales sin servicio

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente subvencionará nuevamente, con un máximo de 400 euros, la contratación de los servicios de acceso a internet de banda ancha por vía satélite a aquellos ciudadanos que vivan en zonas de Castilla y León donde las operadoras no extienden sus tecnologías por falta de rentabilidad económica.

 

La Orden de convocatoria que hoy publica el BOCyL abre el plazo de solicitud desde mañana y hasta el 30 de septiembre y serán subvencionables los gastos asociados a la puesta en funcionamiento del servicio de acceso a internet de banda ancha vía satélite, es decir, alta, equipos e instalación, hasta un máximo de 400 euros, en aquellas localidades situadas en ‘zonas blancas’, donde las operadoras no prestan servicio por falta de rentabilidad económica, generalmente zonas aisladas o despobladas.

El presupuesto asignado es de 50.000 euros y abarca las instalaciones hechas desde el 1 de noviembre de 2016 hasta el fin del plazo de solicitud y por primera vez los beneficiarios podrán ceder el derecho de cobro de la subvención al operador, por lo que la ayuda concedida será descontada de la primera factura, no teniendo que adelantar los costes subvencionados.

El servicio que se contrate deberá ser una conexión por satélite de banda ancha con una velocidad de descarga de al menos 6 Mbps y podrá optar a la subvención cualquier ciudadano español, comunitario o extracomunitario que tenga residencia legal en España.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente subvencionó el año pasado 40 instalaciones, con un importe de 15.315 euros, colocadas en zonas blancas de todas las provincias, excepto Valladolid, pero sobre todo en las provincias de León y Soria.

La tecnología por satélite es la única capaz de dar cobertura a aquella parte del territorio de Castilla y León en el que, dentro del sistema de libre competencia de las compañías operadoras, no se prevea que internet pueda llegar por tecnología de fibra óptica o tecnología de radio terrestre.

Estas subvenciones suponen una ayuda para paliar los costes de adquisición del equipamiento y su instalación.

La conexión por satélite ha experimentado una importante evolución en los últimos años. La oferta comercial de los operadores de satélite en 2010 era de 3 Mbps y, a fecha de hoy, la oferta más habitual alcanza los 22 Mbps, pudiendo llegar incluso a los 100 Mbps. Además, existen diferentes tarifas que pueden acomodarse a distintas necesidades, ya que sus precios varían en función del límite de descarga que se contrate, y eso la convierte en una solución que puede encajar en el ámbito doméstico, en el de la empresa y en el de la Administración Local. También, en la actualidad, existen ya opciones comerciales que permiten descargas ilimitadas por la noche. Esta tecnología puede ser una alternativa razonable para la conexión a internet en aquellas zonas en que no haya otra posibilidad tecnológica.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente trabaja por la implantación de internet en toda la Comunidad y las últimas estimaciones cifran en 6.000 personas las que no tienen acceso a la red, aproximadamente un 3 % de la población, de ahí que la administración siga trabajando para cumplir los objetivos marcados por la Agenda Digital que prevé en 2018 el acceso al cien por cien de la ciudadanía.

Desarrollo de la banda ancha

El desarrollo de la banda ancha es fundamental para el crecimiento y la innovación en todos los sectores de la economía y contribuye a la cohesión social y territorial. La Junta de Castilla y León ha venido realizando un esfuerzo muy importante desde el año 2002 para impulsar la extensión y la mejora de la banda ancha, con una aportación de 40 millones de euros en ayudas, que a su vez han promovido otros 40 millones en inversiones por parte de las operadoras privadas.

Los últimos datos oficiales relativos a 2016 sobre la situación de la banda ancha en Castilla y León muestran que el 97,3 % de la población dispone de un servicio de más de 2 Mbps, el 85,1 % un servicio superior a los 10 MG, y el 65,3 % dispone de un servicio superior a los 30 Mbps si se combinan todas las tecnologías disponibles, porcentajes ligeramente superiores a los registrados en 2015. La situación ha evolucionado muy positivamente como consecuencia del despliegue de la tecnología 4G, lo que ha elevado en 48 puntos porcentuales la cobertura con esta tecnología.

No obstante, continúa habiendo zonas donde el servicio puede no tener la calidad o las prestaciones demandadas, situación que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente trata de revertir impulsando acuerdos con los operadores para superar las restricciones impuestas por el régimen de libre mercado y siempre bajo la coordinación de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, competente en la materia.