Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Más de dos mil personas tienen implantado en la provincia de Ávila un marcapasos o un desfibrilador, enfermos que con este nuevo sistema no tendrán que desplazarse para hacer un seguimiento del funcionamiento de estos dispositivos.

SACyL está implantando para los pacientes más alejados de la capital un sistema de control remoto que en un plazo de dos meses estará en funcionamiento en toda la provincia. En concreto ya está implantado en las comarcas de Arenas de San Pedro, Candeleda, Lanzahíta, Mombeltrán y Sotillo de la Adrada, y se está implantando en El Barco de Ávila y Piedrahíta.

El funcionamiento es sencillo, los pacientes con marcapasos o desfibrilador tendrán en su propia casa un "CardioMessenger", un dispositivo del tamaño de un teléfono móvil y que tendrá que estar conectado a la red eléctrica. Este dispostivo recogerá los datos del marcapasos o desfibrilador del paciente y los transmitirá mediante la red 3G de telefonía móvil con el hospital.

Una vez los datos estén en el hospital, el equipo de cardiólogos podrán comprobar los mismos y si se detecta algún problema entonces sí se requerirá al paciente que acuda al centro. 

Los datos también se recogerán en informes que se enviarán de forma periódica al centro de atención primaria del paciente, para el conocimiento de su médico de familia.