En directo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El presupuesto, que incluye una decena de enmiendas presentadas por los diferentes grupos políticos, se basa sobre tres pilares fundamentales, como son los Servicios Sociales, la creación de empleo y la apuesta por los municipios, según ha indicado el portavoz del equipo de Gobierno, Juan Pablo Martín.

El pleno de la Diputación de Ávila ha aprobado ayer, con el voto a favor del Grupo Popular (14), en contra de PSOE (6), IU (1), Ciudadanos (1) y Trato Ciudadano (1), y la abstención de UPyD (1) y PSOE (1, por ausencia del diputado), un presupuesto de 54,8 millones de euros para el ejercicio 2018.

En este sentido, se prioriza la prestación de Servicios Sociales, al considerar que tienen una incidencia directa sobre el empleo rural, eminentemente femenino, y porque son una herramienta de vertebración del territorio. Por ello, uno de cada tres euros del presupuesto, con un montante de 16,5 millones de euros, se destinará a Servicios Sociales, con partidas destinadas a ayuda a domicilio o teleasistencia.

En relación al segundo pilar, se incluyen 3,5 millones de euros destinados a programas de empleo, entre los que se incluyen el Plan de Empleo Local (2 millones de euros), el Plan de Fomento del Empleo Agrario (300.000 euros), el Plan de Empleo para Zonas Rurales Deprimidas (190.000 euros) o el proyecto Ávila por el Empleo Juvenil (550.000 euros). Está previsto que los programas de empleo generen más de un millar de puestos de trabajo en la provincia.

El tercer pilar básico sobre el que se asienta el presupuesto para 2018 es la apuesta por los municipios, con la consolidación de líneas como los 5,5 millones del Plan Extraordinario de Inversiones; los 2 millones destinados a que los ayuntamientos se ahorren la tasa del Organismo Autónomo de Recaudación (OAR) y los 1,5 millones dirigidos a sufragar el gasto corriente de los ayuntamientos.

De la misma forma, se mantienen los 4,2 millones de euros en subvenciones sectoriales, que cubren desde mejoras en colegios a equipamiento deportivo, pasando por infraestructuras turísticas o actividades culturales y en el patrimonio, y se incluye una partida de 600.000 euros para sufragar la puesta en marcha del Plan Industrial Ávila 2020, así como otras para Agricultura y Ganadería, que potenciarán el asesoramiento a municipios para la creación de comunidades de regantes o la puesta en marcha de un proyecto destinado a la ganadería extensiva para alertar de los ataques de lobo.

El proyecto de presupuestos contempla, igualmente, la disminución de la deuda de la Diputación para bajar de los 10 millones de euros, con una aportación, en 2018 de más de medio millón de euros.

Es un proyecto de presupuesto “útil” a la sociedad, realizado con “convicción, ilusión y ganas de trabajar por la provincia”, ha defendido el portavoz del equipo de Gobierno, quien ha incidido en que se mantendrán otras líneas de ayudas, como el programa de arreglo de caminos agrarios, con cargo al superávit del ejercicio 2017, además de abordar iniciativas como un Plan Provincial de Mayores o un Programa de Empleabilidad de la Mujer en el Medio Rural.

De la misma forma, el pleno ha aprobado los presupuestos del Organismo Autónomo de Recaudación (2,7 millones de euros), la Fundación Cultural Santa Teresa (1,1 millones de euros), Naturávila (1,4 millones de euros), el Consorcio de Entes Locales del Valle del Tiétar (915.315 euros) y el Consorcio Zona Norte de Ávila (4,1 millones de euros), lo que supone un montante total de 64,9 millones de euros.

 

 

Template by JoomlaShine